3 Estrategias para construir una buena práctica para la meditación

Crear una buena práctica para la meditación empieza con tener consistencia en ciertas áreas clave. Acá existen algunos consejos sobre de qué manera comenzar.

Gran parte de lo que hago para vivir es instruir a la gente a crear una práctica de meditación en el hogar. La meditación, para algunos, puede sentirse como un esmero de aislamiento, sentado en su casa, preguntándose si lo hace bien, con un DVR lleno de capítulos de su programa preferido que lo tentan a sentarse en el sofá. La cosa más primordial con que la gente lucha es ser consistente. Si quieres practicar, precisarás un entorno calmante, un tiempo establecido día a día y exactamente la misma cantidad de tiempo. Si puedes dominar estas 3 cosas, tu práctica de meditación prosperará.

3 Estrategias para construir una buena práctica para la meditación

3 Estrategias para construir una buena práctica para la meditación

¿Como conseguir una buena práctica para la meditación?

1.- Entrecierro congruente

Imagínese llegar a casa, fatigado tras un largo día. Anhelas arrastrarte bajo las sábanas, mas no tienes una cama. Usted debe ir a su guardarropa, sacar un marco de la cama, leer las instrucciones de IKEA, montar, armar el jergón, tirar las sábanas en la parte superior, para que finalmente pueda caer desmayado en ella. Eso es mucho trabajo para algo que sabes que harás todos y cada uno de los días.

La mayor parte de nosotros hacemos ese tipo de cosas tratándo de crear un espacio de meditación. Cogemos cojines de la cama o bien el sofá, quitamos la pila de ropa fuera de nuestro camino, nos tumbamos al piso y aguardamos alumbrarnos.

Quizás te pueda interezar  ¿Qué es la Meditación?: Como Meditar

Aun si no tienes espacio de meditación en casa. Puedes poner una escultura o bien incienso en una mesa o bien en el suelo para marcar el área donde te vas a sentar. Aconsejo conseguir un cojín de meditación.

2.- Programa consistente

Identifique un tiempo incesante día tras día. Ciertas personas prefieren pensar cuando se despiertan, otras ya antes de acostarse. Me despierto, me ducho, camino con mi perro, me pongo ha hacer el café y me siento. Se ha transformado en parte de mi rutina de la mañana, de la misma manera que cepillarse los dientes. Es esencial amoldar la meditación a su horario regular.

Elegir una solución consciente es esencial a fin de que por la mañana no diga que lo va a hacer después en el día, y después, de noche, o bien persuadirse de que no tiene tiempo y debe hacerlo el día después. Uno puede ir meses jugando ese juego. Cuanto más consistente esté con su práctica, más natural va a ser.

3.- Cantidad Incesante de Tiempo

Establezca una cantidad concreta de tiempo que meditará día a día. Aconsejo iniciar con 10 minutos. La mayor parte de nosotros tenemos 10 minutos libres. Aun si estás ocupado con la familia o bien el trabajo aún puedes tomar tiempo por la mañana o bien de noche. Escoja una cantidad de tiempo que pueda sostener y adherirse. Es útil emplear un temporizador a fin de que no deba meditar en el tiempo, sencillamente siéntese hasta el momento en que suene la alarma.

Nota: Un día puede sentarse a pensar y sus 10 minutos se van a sentir como una eternidad. Te persuadirás de que ha sido una hora, miraras el tiempo, y te percataras de que solo han sido 2 minutos. No te amedrentes. Siéntate a lo largo de los 8 minutos sobrantes. Usted podría pensar que desea sentarse más tiempo. No lo hagas. Lo mejor es adherirse a su tiempo asignado.

Quizás te pueda interezar  Guía para Principiantes: La Meditación de los 7 Chakras

Por favor, no juzgue su práctica de meditación. Tu mente es tu mente. No debemos clasificar nuestras sesiones de práctica como buenas o bien malas. Cualquier meditación es buena meditación.